Publicado el:

"Yuyarispa” es una palabra quechua que quiere decir “recordando” y ello, en el marco de los 12 años de la entrega del Informe Final de la Comisión de la Verdad y Reconciliación, exige que la memoria sea lo primero que se active en el "2º Festival Internacional de Artes Comunitarias - Yuyarispa". Este festival es  impulsado por diferentes organizaciones sociales y artísticas que este año va del 27 de agosto hasta el 24 de setiembre.

 

El  festival, que además lleva como eslogan “Por la memoria e identidad de los pueblos”, cuenta con diferentes manifestaciones artísticas que abordan la importancia de recordar la historia de Ayacucho durante el conflicto armado interno. "Para nosotros es importante hablar sobre la memoria desde una visión amplia de la palabra ya que vivimos en un país rico en manifestaciones culturales" que también tienen que expresarse en espacios no convencionales", expresó el colectivo de artes Piruro.

Este año, una de las actividades principales se realizó en "La Hoyada", una extensión del Cuartel General N° 51, conocido como “Los Cabitos", donde se construyó un horno para incinerar los cuerpos de las personas que fueron detenidas ilegalmente y sufrieron tortura. En noviembre del 2013, el Gobierno Regional de Ayacucho declaró a esta zona como Santuario de la Memoria. "Es importante intervenir espacios como este por la connotación histórica que posee para poder sensibilizar a la población aledaña, motivar a que identifiquen y promover mucho más la puesta en valor de "La Hoyada" como un Santuario de la Memoria", afirmó Ingrid Cabezas, integrant de Piruro.

La Asociación Nacional de Familiares de Secuestrados Detenidos y Desaparecidos del Perú (ANFASEP) estuvo presente en la actividad "toma La Hoyada" donde realizó un llamado a las autoridades para que realicen la búsqueda de sus familiares desaparecidos. "Nosotros no tenemos un lugar dónde llevar un ramo de flores, no tenemos un lugar dónde poner un par de velas, pero ya vamos a tener este sitio para recordarlos a todos", dijo Adelina García, presidenta de ANFASEP; además, resaltó que La Hoyada no solo es un santuario para recordar sino también para educar.

La importancia de conmemorar un año más de la entrega del Informe Final de la CVR permite mantener en agenda un tema aún no resuelto y "tomar conciencia de que la historia no se debe ocultar a las nuevas generaciones. Es necesario mostrarla, contarla y reflexionar sobre ella para plantear cambios a nivel estructural y personal que ayude al fortalecimiento de una población sensible con su entorno", señaló Ingrid Cabezas.

Este año, el festival Yuyarispa apuesta por el arte para contar y reflexionar sobre lo que sucedió entre los años 1980 al 2000. Hasta el 24 de setiembre se realizarán ciclos de cine, narración de cuentos, teatro y otras expresiones artísticas para que no se repita uno de los episodios más dolorosos en la historia del Perú.

Ver cronograma de actividades aquí: http://on.fb.me/1EkMpL6