Publicado el:

El pasado 16 de junio, el Congreso de la República aprobó la Ley de Promoción de los Puntos de Cultura pero aún falta la promulgación de esta ley por el Presidente de la República.

 

El día de ayer, 5 de julio de 2016, se realizó la ceremonia de reconocimiento de la firma de la autógrafa de la Ley de Promoción de los Puntos de Cultura en el Congreso de la República. La ceremonia contó con la presencia de la congresista Natalie Condori, el Viceministro de Patrimonio Cultural e Industrias Culturales Juan Pablo de la Puente Brunke, representantes de las organizaciones reconocidas como Puntos de Cultura. Durante el evento se presentaron testimonios y experiencias que dieron fe de la importancia de la promoción de políticas culturales.

La congresista Natalie Condori fue quien llevó al Congreso el proyecto de Ley de Puntos de Cultura, elaborada en el 2013 en el marco del 1er Encuentro de los Puntos de Cultura, gracias al impulso del Centro Cultural Sagitario de Tacna, región representada por Condori. “La ley aprobada promueve la institucionalidad y sostenibilidad a las acciones que se han venido desarrollando para reconocer y ampliar el trabajo de impacto de las organizaciones que trabajan desde el arte y la cultura para el desarrollo, que son reconocidas  por el Ministerio de Cultura como Puntos de Cultura”, refirió Juan Pablo de la Puente, viceministro de Patrimonio Cultural e Industrias Culturales.

 

Transmitir necesidades a través del arte

 Durante la ceremonia se presentaron 2 intervenciones artísticas de agrupaciones reconocidas como Puntos de Cultura. La primera intervención fue un fragmento de la obra “No soy invisible”, de Teatro del Silencio, donde actuaron personas con discapacidad auditiva y evidenciaron la falta de políticas públicas que los incluyan.  El testimonio de los actores evidenció la importancia que tiene para ellos la educación técnica y expresaron la dificultad en acceder a la educación universitaria ya que no se generan condiciones adecuadas. “Debo decir que falta más atención y apoyo del Estado para todas las personas con diferentes discapacidades (…). Muchos sordos no terminan el colegio y mucho menos llegan a la universidad”, expresó una de las actrices al final de la intervención teatral.

Otras experiencias culturales que dieron su testimonio fueron la Asociación Verte Mirarte, de la zona de José Galvez, Villa María del Triunfo (VMT), y Arte en las Calles, de Trujillo. La Asociación Verte Mirarte es un proyecto fotográfico donde participan niños entre 8 y 16 años. Rosario Vicerrel, representante de la organización de VMT enfatizó que “se tiene que apostar por desarrollar el talento de los niños ya que por falta de recursos no pueden acceder a oportunidades”.

Por otro lado, Juan Julio Luján, representante de Arte en las Calles, no dejó pasar la oportunidad para referirse a los comentarios de la congresista  fujimorista Martha Chávez quien fue la única en criticar y votar en contra de la Ley de Puntos de Cultura. “Debo deslindar abiertamente y rotundamente con las palabras y pensamientos de la persona que emitió el único voto en contra a esta iniciativa (Ley de Puntos de Cultura). Rechazamos rotundamente todos estos términos. No somos debilitadores sociales sino todo lo contrario y si alguien lo ve así tiene un serio problema de percepción de la realidad”, expresó el representante del Punto de Cultura en Trujillo.

 

La esperada ley que promueve el arte y la cultura

Existen muchas agrupaciones artísticas y culturales que no cuentan con un registro formal y la Ley de Puntos de Cultura es una oportunidad para promover su formalidad. Esta situación fue criticada por la congresista Martha Chávez pero ello responde a un contexto donde el Estado ha mostrado poco interés en desarrollar políticas que reconozcan, apoyen y promuevan las iniciativas artísticas y culturales.

“Que el Estado reconozca que hay manifestaciones culturales organizadas como aporte para el desarrollo de la comunidad es un gran avance. La promoción y el apoyo permitirán que haya un vínculo más cercano entre Estado y las diferentes gestiones y experiencias culturales donde los principales beneficiados serán la ciudadanía”, dijo Cipriano Huamancaya, director del grupo cultural de teatro Pukllay, de Ate. “Estamos pasando por una crisis moral y espiritual y es bien importante que se apueste por la sensibilidad humana que se logra con el arte. Creo que los Puntos de Cultura ya lo vienen haciendo”, manifestó Javier Maraví, director del Centro Cultural Waytay, de El Agustino. Maraví, quien también asistió a la ceremonia y participó en la construcción de esta ley, contó que “había mucha unión entre todos los grupos en apostar por una ley esperada hace mucho tiempo. Una ley así no hubo hace años atrás. Es histórico y por eso es importante que el Presidente de la República la promulgue.”

Finalmente, la congresista Condori invocó a los nuevos parlamentarios y a la nueva gestión del Ministerio de Cultura que “sigan promoviendo iniciativas legislativas en cultura”. “Es responsabilidad y deber del Estado fortalecer la democracia participativa y consolidad esfuerzos para rescatar a jóvenes en riesgo y reafirmar identidades”, señaló la congresista.