Publicado el:

La Red Peruana de Personas Trans, Lesbianas, Gays y Bisexuales (Red Peruana TLGB) y el Centro de Promoción y Defensa de los Derechos Sexuales y Reproductivos (Promsex) entregaron el viernes 15 de mayo, día que también se celebra la lucha internacional contra la homofobia, el Informe Anual sobre Derechos Humanos de Personas Trans, Lesbianas, Gays y Bisexualesen el Perú 2014-2015. El análisis que se desarrolla en este informe toma como base Los Principios de Yogyakarta.

 

La información recolectada entre 2014 e inicios de 2015 señala que la Defensoría del Pueblo ha recibido 14 casos de presunta discriminación por motivos de orientación sexual e identidad de género en el Perú, de los cuales sólo siete fueron declarados fundados, dos infundados y cinco se encuentran en trámite.

Por su parte, el Observatorio de Derechos Humanos LGBT y VIH/Sida del Instituto de Estudios en Salud, Sexualidad y Desarrollo Humano, señaló que en el mismo plazo de tiempo han existido un total de 22 casos de discriminación en instituciones privadas y 22 en instituciones públicas, siendo el Registro Nacional de Identificación y Estado Civil que obtiene mayor cantidad de denuncias por no permitir el cambio de nombre a personas trans.

Según los datos que brindan distintas organizaciones de la sociedad civil sobre atentados contra las personas LGBTI se registró, entre abril de 2014 y marzo de 2015, 4 suicidios (3 de ellos de adolescentes), 13 asesinatos, 13 casos de ataques (secuestros, acuchillamientos, ataques con arma de fuego y golpizas) y 13 casos de acoso.

A pesar de este escenario, no existen avances legislativos que hagan mención explícita a la orientación sexual e identidad de género como motivos prohibidos de discriminación. Sin embargo, existen algunos instrumentos de políticas públicas como el Plan Nacional de Igualdad de Género (Planig), que tiene entre sus objetivos la erradicación de las prácticas discriminatorias basadas en las diferencias de género y la disminución de los crímenes por la orientación sexual de las víctimas.

“En el Perú, la igualdad de las personas LGBTI continúa siendo una asignatura pendiente, ya que la discriminación a causa de la orientación sexual y/o identidad de género de las personas sigue presente en diversos ámbitos, sin que el Estado articule desde las políticas públicas una respuesta firme y eficaz frente a este problema”, detalla el documento.

Por su parte, la fundadora del Movimiento Lesbia y secretaria de Descentralización de la Red Peruana TLGB, Marxy Condori Marín, señaló que “ojalá las próximas ediciones tengan menos datos de discriminación y cifras de violencia y muerte; que veamos sanciones efectivas y ejemplares, así como leyes inclusivas. Ojalá que no se marchiten nuestras visiones sobre el país que queremos y sobre las formas en que resistiremos desde nuestra diversidad, sin perder la brújula que nos motiva a seguir a luchando. Que se siga cultivando esta generación de nuevas propuestas que abonarán a las reales transformaciones, las cuales se llevarán a cabo en diferentes lugares del país”.

 

¿Qué son los Principios de Yogyakarta?

Los “Los principios de Yogyakarta sobre la Aplicación de la Legislación Internacional de Derechos Humanos a las Cuestiones de Orientación Sexual e Identidad de Género”, es un documento que contiene los estándares legales para que los gobiernos y otros actores puedan detener la violencia, abuso y discriminación ejercida contra lesbianas, homosexuales, bisexuales, y personas transgénero, a fin de asegurar una igualdad plena.

Estos principios fueron presentados en una reunión de especialistas en legislación internacional realizada en Yogyakarta, Indonesia, en noviembre de 2006.

 

FOTO: PROMSEX