Publicado el:

Las organizaciones que conforman la Coordinadora Keiko No Va, las mismas que convocaron a las movilizaciones pacíficas del 11 y 15 de marzo en rechazo a la candidatura de Keiko Fujimori, anunciaron una gran movilización nacional para el próximo 5 de abril en una conferencia de prensa realizada en el local de la Coordinadora Nacional de Derechos Humanos (CNDDHH).

 

El Secretario Ejecutivo de la CNDDHH, Jorge Bracamonte, indicó que el espacio está conformado por el movimiento de derechos humanos, los colectivos de familiares víctimas de la violencia política y la dictadura, la Confederación General de Trabajadores del Perú (CGTP), los estudiantes universitarios, los colectivos de mujeres y juveniles, así como las plataformas de redes sociales como No A Keiko, entre otras organizaciones más. Francisco Soberón afirmó que "el movimiento de derechos humanos estará participando en todas las marchas de forma pacífica" y también aseveró que "se respetará al candidato que gane". La CNDDHH publicó un pronunciamiento donde pide a las autoridades que se garantice "un proceso electoral transparente".

La activista de la campaña Somos 2974, Sandra De La Cruz, indicó que las esterilizaciones forzadas realizadas durante la dictadura de Alberto Fujimori han quedado en la impunidad. Además, señaló que miembros del fujimorismo están directamente implicados en ello, como el congresista Alejandro Aguinaga, y siguen impidiendo que se llegue a la justicia.  “Esta injusticia es un atentado contra todas las mujeres del Perú”, afirmó De La Cruz.

Catherine Eyzaguirre, estudiante de la Pontificia Universidad Católica del Perú, indicó que la movilización convocada para el próximo 5 de abril será nacional ya que se están coordinando con otras organizaciones en distintas partes del país.  A su turno, el estudiante de San Marcos, Miguel Burgos, indicó que “en el tiempo de la dictadura las universidades públicas fueron intervenidas instalándose la mafia, el autoritarismo y desplazándose a la vida académica”.

La representante de los familiares víctimas de la dictadura fujimorista, Norma Méndez, declaró sentirse indignada ante las acusaciones de terroristas pues “son totalmente falsas”. Méndez, madre de Melisa Alfaro, estudiante de periodismo asesinada, indicó que es el fujimorismo que está actuando con violencia frente a las protestas pacíficas.

Por otro lado, Juan José Gorriti, miembro de la Confederación General de Trabajadores del Perú, indicó  que “apenas comenzó el gobierno de bien Alberto se asesinaron a dirigentes sindicales, entre ellos a Pedro Huilca, Secretario General de la CGTP, quien fue asesinado por el Grupo Colina que estuvo comandado por Alberto Fujimori y Vladimiro Montesinos”. En esa misma línea Ronald Gamarra, ex produrador anticorrupción, afirmó que “el fujimorismo tiene una estela de muertes” y que “para encontrar a los fujimoristas hay que ir a los penales del Perú”. Gamarra manifestó que esta marcha convocada el 5 de abril es precisamente “para oponerse a todo esto que significó el autogolpe que realizó Alberto Fujimori”.