Publicado el:

En conferencia de prensa, la Coordinadora Keiko No Va decidió dar un voto crítico por PPK para "impedir la llegada de la narco-política al poder a través del fujimorismo liderado por Keiko Fujimori". Asimismo, la organización convocó este jueves 19 a un plantón frente a Palacio de Justicia para expresar el rechazo a la penetración del narcotráfico en el Estado a través del partido fujimorista Fuerza Popular, a raíz de la investigación del secretario general por la agencia antinarcóticos de EE.UU (DEA).

 

La Coordinadora  Keiko No Va, que reúne a organizaciones sociales, estudiantiles, gremios laborales, los familiares de las víctimas de la Cantuta, el bloque de mujeres, entre otros, anunciaron su decisión de dar un voto crítico a PPK. Además, la organización hace un llamado al candidato para que pueda asumir las propuestas que exigen en una plataforma de siete puntos de cara al país.

Entre los siete puntos, la Coordinadora Keiko No Va propone el respeto por la democracia y la institucionalidad democrática, las reparaciones y justicia a los afectados por la violencia política, el respeto a los derechos humanos, los derechos laborales y el trabajo digno, la libertad de expresión, el respeto a las comunidades indígenas y el medio ambiente, así como políticas públicas sobre seguridad ciudadana con un enfoque preventivo.

Jorge Rodríguez, dirigente de Keiko No Va, indicó sobre los siete puntos que “estas son las propuestas mínimas que necesita el país, por lo que la Coordinadora Keiko No Va exige y expresa su voto crítico por PPK” y “porque no queremos ser un país como México, no queremos llegar al extremo donde el narcotráfico tenga un poder importante, con corrupción generalizada e inseguridad ciudadana y muerte”.

Jorge Bracamonte, secretario ejecutivo de la Coordinadora Nacional de Derechos Humanos, afirmó que “hay suficiente información periodística independiente sobre la penetración del narcotráfico en la política”; además expresó que “frente a un posible gobierno del fujimorismo este controlaría todos los poderes del Estado y la penetración del narcotráfico llegaría a todos los niveles”.