Publicado el:

El día de ayer, 21 de marzo, vencieron los 6 meses que el Organismo de Evaluación y Fiscalización Ambiental (OEFA) le dio a Petroperú para remediar la zona afectada por el derrame de 2,500 barriles de petróleo en la comunidad indígena de Cuninico, Loreto, ocurrido en junio de 2014.


El día viernes 18 de marzo, una delegación compuesta por representantes de la Coordinadora Nacional de Derechos Humanos (CNDDHH), Vicariato de Iquitos, Instituto de Defensa Legal (IDL), y Fórum Solidaridad Perú fueron hasta la Quebrada de Cuninico acompañados por Galo Vásquez, Apu de la Comunidad de Cuninico, encontraron restos de aceite en el agua.  En las fotografías tomadas por la delegación se observa que todavía sigue la contaminación  a pesar que ha transcurrido 1 año y 9 meses del derrame.

Ana María Vidal, secretaria ejecutiva adjunta de la CNDDHH, señaló que la delegación consultó con el médico ambientalista Fernando Osores Plenge y este manifestó que para garantizar la remediación es necesario realizar estudios de suelos, sedimentos, agua y peces para asegurar el restablecimiento del equilibrio biológico en la zona. Además, el especialista resaltó que los estudios deben ser hechos por "entes técnicamente capaces, acreditados e independientes"

Luego de la visita a la zona de derrame de petróleo,  la delegación de organizaciones de derechos humanos recomienda:

  1. Proveer de agua potable y de forma sostenida a la población.
  2. Garantizar el suministro de alimentos respetando la costumbres.
  3. Realizar un estudio tóxico epidemiológico para establecer una línea situacional de la población afectada.

Ana María Vidal y Juan Carlos Ruiz, responsable del Área de Pueblos Indígenas y Litigio Constitucional del IDL, recordaron que si no se cumplen con las medidas correctivas, estas se pueden convertir en medidas sancionadoras según lo establecido por la OEFA.

 

Foto: Ana María Vidal