Publicado el:

Margarita Patiño era la viuda de Hugo Bustíos, periodista ayacuchano asesinado en  septiembre de 1988 cuando el ex ministro del Interior Daniel Urresti  estaba al mando de la base Castropamapa bajo el seudónimo de “capitán Arturo“. Daniel Urresti es acusado de ordenar el asesinato del periodista.

 

La Comisión de Derechos Humanos, organización que lleva el caso Bustíos, informó que el vehículo en el que viajaba Margarita Patiño, de Huancayo a Huanta, se desbarrancó a la altura de la localidad de Izcuchaca. 

Margarita Patiño falleció pero dejó un ejemplo de firmeza en la búsqueda de justicia para su esposo, quien trabajó para la revista Caretas y denunció las atrocidades que se cometían en Huanta en la década de los 80. En más de una ocasión, la señora Margarita enfrentó a Daniel Urresti por sus declaraciones ofensivas que incluso hicieron que el fiscal Luis Landa interponga una queja.

Patiño, quien dio su testimonio en el juicio oral por el asesinato de su esposo, afirmó que la muerte de Hugo Bustíos fue planeada. "Claro que sí [fue planeada su muerte] y lo confirmé más con la carta que dejó. Estaba planeado porque lo consideraban peligroso. Daba muchos informes mediante la revista Caretas contando que se cometían atrocidades", dijo en una audiencia. 

Además, Margarita Patiño fue testigo de los estragos del compromiso de Hugo Bustíos en investigar los casos de violaciones a los derechos humanos en Huanta.  "Más de una vez lo vi desmoronarse. Convivir con la violencia era muchas veces de valientes. El mayor sueño de Hugo era ver en paz a Huanta. Siempre decía: Me duele ver que mi pueblo se desangre, Maca. No hay razón para tanta muerte. Huanta merece vivir en paz", contó Margarita en su discurso con motivo de los 27 años del asesinato de su esposo.

Desde hace más de 27 años, Margarita Patiño luchó para que la muerte de su esposo y compañero no se quede impune. Ella falleció sin lograr en vida la justicia por la que tanto luchó. La última audiencia del juicio oral fue suspendida debido a la falta de luz en la Sala Penal Nacional y la próxima fue fijada para el 4 de noviembre. 

Sin embargo, la señora Patiño nunca se rindió. En el discurso de apertura de la muestra fotográfica que expuso trabajo del periodista y su relato del terror vivido en la década de los 80, Margarita Patiño mantuvo el optimismo por lograr justicia y compartió una de las últimas frases de su difunto esposo: “Tengo la plena confianza en que un día no muy lejano acabará la desesperación, el derramamiento de sangre y el dolor que destroza los corazones”.

Foto: La República