Publicado el:

Los familiares del periodista Hugo Bustíos, quien fue asesinado en una intervención policial en Ayacucho en 1988, manifestaron su indignación ante las declaraciones de Susana Villarán quien afirmó que tiene la convicción de que Daniel Urresti, procesado por el asesinato del periodista, "no es autor del crimen que se le imputa".

 

Susana Villarán, ex integrante de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, es ahora candidata del nacionalismo a la primera vicepresidencia de la República y manifestó su apoyo a Daniel Urresti, general en retiro y candidato a la presidencia del Perú por el Partido Nacionalista, quien enfrenta juicio por la autoría mediata del asesinato del periodista ayacuchano Hugo Bustíos. Urresti, quien también fue ministro del Interior, fue acusado  por violación y asesinato por una testigo en una audiencia del juicio por el caso Bustíos.

Recientemente, la Comisión de Derechos Humanos (COMISEDH), con el auspicio de la Congregación de los Sagrados Corazones (La Recoleta) y la Revista Caretas realizaron una muestra fotográfica en conmemoración del 27º aniversario del asesinato de Hugo Bustíos Saavedra.

 

Reproducimos el pronunciamiento completo de la familia Bustíos Patiño.

 

PRONUNCIAMIENTO DE LA FAMILIA BUSTÍOS PATIÑO

Indignación, es lo que define el sentir de la familia Bustíos Patiño luego de conocida la noticia de que Daniel Urresti Elera ha sido ratificado como candidato presidencial del Partido Nacionalista Peruano (PNP), y que Susana Villarán de la Puente es primera vicepresidenta en su fórmula electoral.

A pesar de que hemos solicitado en reiteradas ocasiones que el general EP (r) Urresti baje al llano y renuncie, no sólo a sus aspiraciones presidenciales, sino también a la protección oficiosa por parte del gobierno de Ollanta Humala, esto no se ha dado, y además el PNP, violando sus propios estatutos, le ha reiterado su apoyo político y lo ha nombrado candidato presidencial.

Jamás en la historia de América Latina se había dado el caso de un acusado por crímenes de lesa humanidad asociado políticamente, y de manera pública, con una ex integrante de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos. Por ello, nunca pensamos que Susana Villarán fuera capaz de una acción tan nefasta. Increíblemente, además de la alianza política, ha exculpado al acusado Urresti del crimen de Hugo Bustíos Saavedra, corresponsal de “Caretas”.

Consideramos que el ejercicio de cualquier cargo público: presidente, ministro, congresista, alcalde… requiere una trayectoria impecable, e incluso estar libre de toda sospecha. Por ello, Susana Villarán, al apoyar al acusado del crimen de Hugo Bustíos, insulta,veja e indigna a los familiares de víctimas de graves violaciones a los derechos humanos, que venimos luchando contra la injusticia, la impunidad y el olvido de los crímenes cometidos por los grupos subversivos y agentes del Estado peruano entre 1980 y 2000, principalmente en el departamento de Ayacucho.

La justicia para las violaciones de los Derechos Humanos es aún una deuda pendiente de nuestro país, pues miles de familiares que perdimos a nuestros seres queridos seguimos clamando justicia ante la lapidaria impunidad que actualmente enfrentamos.

En consecuencia, la alianzaUrresti-Villarán es una vergüenza para quien pregona defender los derechos, valores y principios democráticos. Si bien se está a la espera de una sentencia que determine su culpabilidad o no, insultar de esa manera la lucha de la familia Bustíos Patiño, que viene batallando legalmente durante 27 años por encontrar plena justicia por Hugo Bustíos Saavedra, es inadmisible.

Debemos recordar que el Poder Judicial ya estableció en una sentencia previa que fueron miembros del Ejército peruano quienes acribillarondespiadadamente a Hugo Bustíos,y luego lanzaron un explosivo que voló parte de su cuerpo. Así de cruel, así de vil, fue el asesinato del corresponsal de “Caretas” el 24 de noviembre de 1988.

Cuando observamos la foto de la alianza Urresti-Villarán, nos retumban en la cabeza las palabras que pronunciara la ex alcaldesa de Lima, quien en otro tiempo fuera una de las figuras representativas de la izquierda peruana y defensora de los Derechos Humanos: “No cambio de principios, cambio de opinión”. Ahora queda claro en qué consisten sus principios y cambio de opinión. En convertirse en vicepresidenta de la plancha del acusado Urresti y exculparlo públicamente de tan execrable crimen, como si ella estuviera por encima de la justicia y sin tomar en cuenta las contundentes pruebas y testimonios -como el de Isabel Rodríguez Chipana, testigo presencial del crimen- que incriminan a su candidato.

Exhortamos a los gremios de periodistas, al movimiento peruano de derechos humanos y a la ciudadanía en general a manifestar su rechazo ante esta situación. Quien pretenda ser el próximo presidente o presidenta del Perú debe saber que los Derechos Humanos son un fundamento esencial de la democracia, y que por lo tanto no son negociables. Cada vez que logramos hacer justicia sobre los crímenes del pasado, nos estamos recuperando a nosotros mismos y estamos reparando a nuestro país.

Familia Bustíos Patiño

Lima, 21 de diciembre del 2015.

Imagen: Comisedh