Publicado el:

Entre las funciones del Mecanismo Nacional de Prevención de la Tortura, que estará a cargo de la Defensoría del Pueblo, está realizar visitas inopinadas a establecimientos penitenciarios, dependencias policiales, centros de rehabilitación, entre otros lugares donde se encuentren personas privadas de su libertad.


La ley que crea el Mecanismo Nacional de Prevención de la Tortura y Otros Tratos Crueles, Inhumanos o Degradantes (MNP) fue publicada el pasado martes 22 de diciembre. La ley ya había sido aprobada por el Congreso en junio y diciembre del 2014 pero el Ejecutivo la observó aduciendo que el presupuesto para que el MNP entre en funcionamiento el 2015 no había sido considerado. La publicación de la norma  se ejecutó gracias a la insistencia del Congreso de la República el pasado 19 de noviembre. Durante la sesión del Pleno, el MNP se aprobó con 78 votos a favor, 2 en contra y 4 abstenciones.

Crear un Mecanismo Nacional de Prevención de la Tortura fue un compromiso que el Estado Peruano asumió, hace 9 años, tras ratificar el Protocolo Facultativo de la Convención contra la Tortura de la ONU en el 2006. Miguel Huerta, director general de la Comisión de Derechos Humanos (COMISEDH) institución que trabaja el tema de la prevención de la tortura en el país, resaltó que este es un paso importante ya que realiza a pocos días de la sentencia de la Corte Interamericana de Derechos Humanos donde se condena al Estado Peruano por la tortura del exsoldado Valdemir Quispialaya.

 

Funciones del Mecanismo Nacional de Prevención de la Tortura

Entre las funciones del MNP están el examinar periódicamente el trato a las personas privadas de libertad para fortalecer su protección en lugares como penales, comisarías, centros de rehabilitación, entre otros. Además, el MNP deberá hacer recomendaciones a las autoridades competentes para mejorar el trato y condiciones de las personas privadas de libertad; comunicar a las autoridades competentes sobre la existencia de delitos o irregularidades que requieran investigación; coordinar con instituciones nacionales e internacionales de naturaleza pública o privada, entre otras funciones.

El MNP será independiente de los tres poderes del Estado ya que estará a cargo de la Defensoría del Pueblo y también coordinará sus actividades con organizaciones de la sociedad civil. Finalmente, los funcionarios públicos estarán obligados a otorgar toda información sobre las personas privadas de libertad para garantizar su protección.

 

Con información de COMISEDH

Imagen: CNDDHH/COMISEDH