Publicado el:

El Observatorio Petrolero de la Amazonía Norte, Pueblos Indígenas Amazónicos Unidos en Defensa de sus Territorios, anunció que la petrolera Pluspetrol pagará una multa de 29 millones de soles por contaminación ambiental en el Lote 8X ubicado en la Reserva Pacaya Samiria.

 

El apu Alfonso López, presidente de la Asociación Cocama de Desarrollo y Conservación San Pablo de Tipishca (ACODECOSPAT), en Loreto, denunció en 2012 la contaminación generada por la empresa petrolera y sus malas prácticas ambientales.

 

Recuento de los hechos

El proceso inició el 6 de noviembre de 2012, cuando ACODECOSPAT interpuso una demanda contra la empresa Pluspetrol, operadora del Lote 8X, en la Fiscalía Especializada en Materia Ambiental de Nauta, en Loreto. La asesoría legal estuvo a cargo del Instituto de Defensa Legal Ambiental y Desarrollo Social (IDLADS).

La consecuencia de esta demanda fue la primera inspección ambiental realizada en la Batería petrolera Yanayacu, centro de operaciones del Lote 8X  en diciembre de 2012. A la inspección ambiental asistieron la fiscalía con el acompañamiento del Organismo de Evaluación y Fiscalización Ambiental (OEFA), la Autoridad Nacional del Agua (ANA) y el Servicio Nacional de Áreas Naturales Protegidas (SERNANP).

Pese a que en la diligencia se encontraron contundentes evidencias de contaminación, ACODECOSPAT, en 2013, denunció “el abandono del Estado evidenciado en la complicidad del SERNANP y la Jefatura de la Reserva Nacional Pacaya Samiria con la empresa Pluspetrol, encubriendo los daños ocasionados”.

Las imágenes de la contaminación petrolera en la zona junto a un reporte emitido por el Área de Supervisión del OEFA demostraron altos índices de contaminación por hidrocarburos y  metales pesado en aguas y suelos de los puntos de muestreo de la inspección de diciembre 2012.

Multa

En enero de 2013, el Tribunal de Fiscalización Ambiental de OEFA ya había emitido una resolución donde le imputa una multa a Pluspetrol Norte S.A. de  29 millones de soles aproximadamente. Sin embargo, la empresa petrolera apeló por vía judicial.

Posteriormente, la organización indígena logró que  se realizara un nuevo monitoreo ambiental en setiembre de 2014, tanto en la cuenca del Marañón como en la Reserva Pacaya Samiria. Este monitoreo, más integral y exhaustivo, devino en una emergencia ambiental decretada por el Ministerio del Ambiente a inicios de 2014.

Más información aquí: http://goo.gl/jAICTf

FOTO: Observatorio Petrolero de la Amazonía Norte