Publicado el:

Familiares de desaparecidos durante conflicto armado interno y sociedad civil lanzaron la campaña “Reúne” para concientizar sobre la búsqueda de los desaparecidos civiles, policías y miembros de las Fuerzas Armadas y la aprobación de un plan nacional para encontrarlos. “Reúne” es impulsado por la Coordinadora Nacional de Organizaciones de Víctimas de la Violencia Política (CONAVIP) con el respaldo de la Conferencia Episcopal Peruana, el Concilio Nacional Evangélico del Perú y la Defensoría del Pueblo y el apoyo del Comité Internacional de la Cruz Roja y el Grupo de Trabajo de las Naciones Unidas sobre Desapariciones Forzadas o Involuntarias.

 

El Informe Final de la Comisión de la Verdad y Reconciliación (CVR), que investigó los hechos ocurridos durante el conflicto armado interno que se dio entre los años 1980 y 2000, señala que durante su trabajo de recolección de testimonios se recibieron reportes de aproximadamente 24 mil personas muertas o desaparecidas. Solo alrededor de 18 mil de ellos fueron identificados con sus nombres completos. Este periodo de violencia interna en el Perú dejó 15 731 personas desaparecidas según el registro del Instituto de Medicina Legal del Ministerio Público del 2012.

 

El derecho a saber qué pasó con ellos

Digna sepultura para los peruanos desaparecidos durante el conflicto armado interno. Ese es el principal objetivo de “Reúne”, la campaña que busca la aprobación de una ley de búsqueda de las personas desaparecidas ya que muchos familiares no saben qué pasó ni dónde se encuentran los restos de sus seres queridos que desaparecieron durante esa época. 

En el informe presentado por la CVR hace 12 años se recomendó que el Estado peruano realice un Plan Nacional de Búsqueda de Desaparecidos pero hasta la fecha no existe; sin embargo, los voceros de “Reúne” afirman que desde el 2012 se logró un consenso de trabajo sobre el tema que fue promovido por la Mesa de Trabajo sobre Búsqueda de Personas, junto con autoridades, organizaciones civiles y familiares afectados y “desde mayo de 2014 el Ministerio de Justicia tiene un documento listo que solo falta que sea presentado al Congreso de la República y sea aprobado”.

Una de los cientos de familiares a la espera del Plan Nacional de Búsqueda de Desaparecidos es Adelina García, actual presidenta de la Asociación Nacional de Familiares de Secuestrados, Torturados y Desaparecidos del Perú (ANFASEP). Ella tenía 16 años cuando conoció a Zósimo Tenorio en la ciudad de Huamanga, Ayacucho, se enamoraron y se casaron cuando ella tenía 18 y él 24 años. Su esposo fue secuestrado 3 años más tarde y ella, 30 años después, no deja de buscarlo. Su testimonio y el de otros peruanos que sufrieron la pérdida de un familiar son compartidos en la página web de Reúne.

En junio de 2015, una delegación del Grupo de Trabajo de las Naciones Unidas sobre las Desapariciones Forzadas o Involuntarias  visitó Perú para recoger información sobre los avances en la política estatal en el tema. Al respecto, Ariel Dulitzky, representante del Grupo de Trabajo, señaló que “es urgente que el Estado fije como una inmediata prioridad la búsqueda de la verdad sobre la suerte y el paradero de las personas desaparecidas debido al largo lapso del tiempo entre los hechos y la actualidad, y a que muchos los testigos, familiares y perpetradores tienen edad avanzada y poca salud”.  

 

“No pueden esperar más”

“Los familiares ya no pueden esperar más para saber qué fue lo que ocurrió con sus seres queridos”, señalan los voceros de “Reúne”. Asimismo, expresaron que se necesita “que el Estado tome una decisión consistente que les permita encontrar, identificar y enterrar dignamente los restos de sus seres queridos enterrados en alguno de los 6 mil 400 sitios de entierro conocidos a nivel nacional”.

Según las cifras difundidas por la campaña, los departamentos con mayor porcentaje de un total de 7399 desapariciones forzadas son Ayacucho, que tiene el 47.7%, Huánuco, 13.2%, y Junín, que registra el 12.8%. Además, de los 6462 sitios de entierro, solo en Ayacucho existen 4052 que esperan los trabajos correspondientes para recuperar los cuerpos, identificarlos y finalmente entregarlos a sus familiares.

Los expertos del Grupo de Trabajo de las Naciones Unidas hicieron un llamado de atención al Estado peruano para que se adopte “una política comprehensiva, coherente, permanente, cooperativa y colaborativa con las víctimas y sus familiares para reforzar claramente el repudio a las desapariciones”. Además, instaron a las Fuerzas Armadas a “asumir un compromiso claro de cooperación con la búsqueda de la verdad y la justicia”.

La página en Facebook de “Reúne” tiene cerca de 5000 likes en su segunda semana de lanzamiento. “Recién hemos comenzado y estamos demostrando que lo que pedimos es lo mínimo y que los peruanos son solidarios hacia nosotros. Hemos recibido infinidad de mensajes y propuestas de apoyo por distintos medios, no sólo de personas sino también de medios de prensa, artistas, etc.”, expresaron los voceros.

"Reúne" invita a compartir la información sobre los desaparecios de la violencia interna y lograr que se apruebe la ley de búsqueda de personas. Ayudemos a que puedan reunirse con sus familiares.

Entérate más sobre “Reúne” aquí: reune.pe

Foto: Reúne