Publicado el:

Este último sábado 25 de julio se clausuró el VIII Curso de Capacitación en Derechos Humanos aplicados a la Función Policial, organizado por la Dirección de derechos humanos de la Policía Nacional del Perú (PNP) y contó con el apoyo de la Comisión de Derechos Humanos (COMISEDH).

 

25 efectivos policiales se graduaron como instructores preparados para garantizar los derechos de los ciudadanos, tras haber sido capacitados en el “VIII Curso de Capacitación en Derechos Humanos aplicados a la Función Policial”, que se desarrolló del 22 de junio al 24 de julio. Este curso forma parte del proyecto “Fortalecimiento de las estrategias de prevención de la tortura y rehabilitación de las víctimas en el Perú y Ecuador” que vienen implementando COMISEDH, el Centro de Atención Psicosocial (CAPS) y la Fundación para la Rehabilitación Integral de Víctimas de Violencia (PRIVA), con el apoyo de la Unión Europea.

Los oficiales y suboficiales procedentes de diversas zonas del país fueron instruidos en técnicas de uso de la fuerza y de las herramientas que utilizan durante una intervención (como grilletes, vara de goma y armamento de fuego). El Cnel. Edwin Rolando Pereyra, Director de Derechos Humanos del Estado Mayor General PNP, manifestó que estos cursos tienen como propósito mejorar las intervenciones operativas del personal policial, ya que estas aún resultan ser una “problemática” en sus funciones.  Así mismo, se muestra esperanzado en el efecto multiplicador en todo el país de estas enseñanzas. “[Los 25 instructores] van a replicar todo lo que aprendieron en las diferentes jurisdicciones donde trabajan, de manera que podamos masificar estos conocimientos”, añadió que estos efectivos se están sumando a los más de cien policías capacitados en esta materia en todo el país.

El Dr. Miguel Huerta Barrón, Director General de COMISEDH, recalcó que “nosotros (COMISEDH) estamos convencidos que el trabajo de la mano con el personal policial es fundamental para coadyuvar al desarrollo de capacidades que contribuyan a su labor, a que el efectivo policial pueda llevar a cabo su actividad en resguardo de los derechos de los ciudadanos y ciudadanas del país, y en resguardo de sus propios derechos”.

Al término de la clausura de este curso, se anunció que dos de los instructores graduados viajarán a Chile, donde seguirán capacitándose en materia de derechos humanos, gracias a las gestiones realizadas por el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR).

 

Fuente y fotografía: COMISEDH